Frente a Donald Trump. Evocaciones y fantasía

Donald Trump cree que nos tiene agarrados de los huevos porque el 80% de nuestras exportaciones (gracias, señor Carlos Salinas y continuadores) van a los Estrados Unidos.
Donald Trump cree que nos tiene agarrados de los huevos porque sigue creyendo en el imperio unipolar y piensa que México es el México de la época de Santa Anna.
Donald Trump cree que nos tiene agarrado de los huevos porque nuestro presidente y sus empleados carecen de honor, dignidad, patriotismo y visión de Estado (¿y qué podía esperarse de un ladrón que plagió su tesis?)

Pero fantaseo, fantaseo.
Aunque antes de fantasear, recuerdo a don Benito Juárez García, quien tras el error del pseudo-tratado MacLane-Ocampo entendió e impuso nuestro concepto de la soberanía y condujo a una generación que hizo de México un país. Evoco a Venustiano Carranza, de quien dice don Friedrich Katz tras una exhaustiva revisión de materiales de archivo en México, los Estados Unidos y Europa,

“el gobierno mexicano, al que las grandes potencias veían como un instrumento maleable para sus propias políticas, logró invertir los papeles y explotar en su beneficio las rivalidades de aquellas. Ni los planes norteamericanos, ni los británicos ni los alemanes, dieron los frutos apetecidos. Carranza, sin embargo, obtuvo el retiro de la expedición norteamericana, la abstención de Alemania en cuanto a las actividades de sabotaje, y, por último, la neutralidad de su propio país.”

Y de esa experiencia se extrajo una doctrina enunciada el 1º de septiembre de 1918, en la que se enuncian los principios de la política exterior mexicana:

“la igualdad, el mutuo respeto a las instituciones y a las leyes, y la firme y constante voluntad de no intervenir jamás, bajo ningún pretexto, en los asuntos interiores de otros países, procurando al mismo tiempo obtener… un tratamiento igual al que otorga, esto es, que se considere Nación Soberana, que sean respetadas sus leyes y sus instituciones y que no se intervenga en ninguna forma en sus asuntos interiores.”

Evoco la habilidad de Obregón y sus ministros Pani y de la Huerta para sortear la amenaza extranjera y alcanzar nuestro reconocimiento en los acuerdos (que no “tratados”) de Bucareli. Evoca la energía y los principios de Calles y su canciller Aarón Sáenz frente a la voracidad y la amenaza en la crisis de 1926- 1927. Extraño la Doctrina Estrada, puntualización de don Genaro sobre las enunciaciones de Carranza. Evoco la dignidad ejemplar de mi general Lázaro Cárdenas frete a todos los imperios (y me cago en la ignorancia de todos los imbéciles que se creen que la expropiación petrolera la auspicio el Imperio). ¡Carajo!, extraño incluso la política exterior de Porfirio Díaz, Adolfo López Mateos y hasta la de Gustavo Díaz Ordaz, Luis Echeverría y José López Portillo, asesinos despiadados y/o gobernantes desastrosos que, sin embargo, mantuvieron en alto el nombre de México.

Y tras evocar, fantaseo.

¿Tan inermes estamos? Me imagino en el alto cargo que deshonra y ensucia Peña Nieto (pues que lo ocuparon Guadalupe Victoria y Vicente Guerrero, José Joaquín de Herrera y Mariano Arista, Juárez y Díaz, Madero y Carranza, Obregón y Cárdenas) diciéndole a Donaldo Trompetas:
¿No quieres negociar, Donaldo? Venga:
Suprimo la policía de migración mexicana (y una política hacia nuestros hermanos del sur que es una vergüenza nacional) y la transformo en una policía de socorro humanitario.
Suprimo los controles aduaneros en la frontera de aquí para allá.
Despenalizo la producción, trasiego y consumo (pero no la venta en territorio nacional) de toda substancia alucinógena o enervante hasta ahora ilegal.
Pongo un 5% más de aranceles a tus exportaciones del que tu pongas a las nuestras.
Nacionalizo las compañías de capital yankee.
Busco alianzas estratégicas con los “terroristas” de Cuba, Venezuela, Irán…
le doy pa´trás a la reforma energética (y a las otras),
Y sumo y sigo.
Y pienso en este textito al bote pronto, dos cosas:
¡Chinga tu madre, Donald Trump!
¡Chinga tu madre, Enrique Peña Nieto!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s