Elba Esther a vuelapluma

1.- A Elba Esther Gordillo Morales la conocían muy bien los profesores disidentes de la sección 36 del SNTE, donde era la operadora del charro mayor, Carlos Jonguitud Barrios, hasta que el cacique potosino dejó de serle útil al régimen priísta. Sigue manchada con el asesinato de Misael Núñez Acosta, perpetrado en enero de 1981.

En 1989 la conoció el país entero, cuando en media hora de “plática” con el presidente Salinas (y en el contexto de una monumental insurrección magisterial encabezada por la CNTE de la que ya nadie habla) el “liderazgo” de 17 años de Jonguitud se hizo humo. En su lugar, Salinas impuso, sin rubor político, sin apariencia ninguna de legalidad, a Elba Esther.

El “liderazgo” de Elba Esther, que duró un cuarto de siglo, se derrumbó de la misma manera que el de Jonguitud: cuando le dejó de ser funcional al régimen, o cuando el régimen quiso convertirla en la chiva expiatoria del inicio sexenal de Peña.
Estos dos hechos muestran una clave: en el fondo, ni Jonguitud ni Elba Esther significaban por sí mismos otra cosa que el poder que el régimen quería delegar en ellos. Elba Esther se convirtió en el blanco consentido de los ataques de la derecha sobre el desastre educativo. Una derecha que fingía no ver la funcionalidad de Elba, lo necesario que ese tipo de liderazgo le era al régimen.

2.- ¿Necesaria? Indudablemente: a través de Elba Esther, el régimen impuso a los maestros los recurrentes cambios y reformas que desde 1991 a la fecha han devastado la educación pública. Ella es la punta de lanza del combate a los maestros democráticos y disidentes que sin descanso se han opuesto a esta catástrofe. Cuando la derecha la señala como la causante del desastre, olvida aposta que no fue otra cosa que la herramienta a través de la cual los presidentes Salinas, Zedillo, Fox y Calderón impusieron las reformas cuyos trágicos resultados están a la vista.

¿Necesaria? Esta lideresa creó una alianza clave con Vicente Fox, que resumo en un sola cita, de muchas que tengo en la preparación de un próximo ensayo:

“Según la visión foxista, Gordillo es una mujer valiente y aguerrida que aguantó la embestida de los priístas y salió fortalecida de esa contienda. Nunca traicionó al PRI: intentó cambiarlo con convicción y lealtad. Esa institución no supo aprovechar, de acuerdo con Fox, el amor y cariño de la maestra por el país. Sigue convencido que Elba Esther hizo un gran trabajo para cambiar al magisterio, una estructura que se pudo librar del yugo priísta y se hizo cada vez más plural (sonoras carcajadas). Fox considera que el apoyo de Gordillo fue muy importante durante su gobierno. Siempre lo hizo público a lo largo de todo el sexenio y ella nunca le falló en lo que acordaron” (en el libro que el excanciller Jorge Castañeda y el inefable vocero Rubén Aguilar publicaron en 2007 para engrandecer el sexenio de Fox, p. 52).

La alianza con esta “democrática” y “plural” cacique tuvo un punto culminante. Mañana martes aparecerá en mi artículo de La Jornada esta cita:

“La debutante democracia paradójicamente mexicana no se jodió durante la campaña ni en las elecciones y el recuento de votos. A la democracia mexicana la jodieron a finales de 2003, cuando el presidente Fox… tomó la decisión de impedir a toda costa que el candidato natural de la izquierda llegara a la presidencia” (Armando Bartra, La utopía posible, p. 279).

El primer capítulo de esa regresión al autoritarismo priísta (con fachada blanquiazul) fue el asalto al Instituto Federal Electoral, cuyo consejo electo en 2003 nació con un “pecado de origen” (eufemismo que usa Luis Carlos Ugalde en sus memorias). Ya profundizaré en ello, pero el propio Ugalde confiesa cómo Elba Esther (y su operador, el inefable corrupto, señalado como usufructuario de redes de esclavitud sexual de niñas, Miguel Ángel Yunes Linares) lo impuso como conejero presidente del IFE operando para Vicente Fox. Un Conejo General del INE que avaló y fue cómplice fundamental en los siguientes capítulos de la destrucción de nuestra democracia, protagonizados por Fox y el régimen, entre 003 y 2006 (Ugalde, Así lo viví. Testimonio de la elección presidencial de 2006…, pp. 19-39).

3.- ¿Cuándo le dejó de ser útil al régimen? Quizá los priístas nunca le perdonaron su alianza estratégica con el PAN gobernante. Quizá el equipo de Peña Nieto valoró más los efectos propagandísticos de un golpe de mano en su contra. Quizá era el guiño a la derecha y el duopolio televisivo para conseguir su apoyo para la devastadora “reforma educativa”.

¿O quizá es cierto que Elba Esther se opuso a esa reforma educativa, como he escuchado en muchos lugares y leídos en muchos columnistas?
Hoy me amargó el café la noticia de gente del equipo de Elba Esther con la candidatura de Delfina Gómez. Mi primera reacción fue negarlo. Imposible. Luego, antes de que pase la mañana y termine mi tercer café, leo, y noto la furia de tantos panistas y voceros panistas y priístas que nunca repudiaron aquella alianza clave y que ahora están indignadísimos…

Leo el artículo de Salvador García Soto que me remite Luis Hernández Navarro, en quien respeto su cercanía y su conocimiento de la disidencia magisterial y los problemas de la educación en México, y veo razones de política práctica para esta alianza.

¿Son válidas esas razones? (Especulemos, pues aun no ls conozco): En buena medida dependen de lo que se le ofrece al grupo de Elba Esther y de lo que ese grupo ofrece: ¿revertir la mal llamada reforma educativa?, venga. ¿Servir a la venganza personal de Elba contra peña?, no me preocupa. ¿Entregar la Educación del Estado de México a los elbistas?, sería trágico y encontraría en mi un opositor permanente. ¿La muestra de que el liderazgo de Morena está más allá de los rencores personales contra quien fue clave en el fraude de 2006?…

Rechazo a los articulistas de la derecha que hoy se rasgan las vestiduras pero son cómplices de quienes permitieron, encumbraron y protegieron a Elba Esther. Es de cínicos, de desvergonzados, clamar castigo contra Elba Esther y elogiar, apoyar, respaldar y aplaudir a Fox y a Calderón (y por tanto, a Josefina Vázquez Mota, Margarita Zavala y Ricardo Anaya) o a Salinas y Zedillo (y por tanto, a Alfredo del Mazo) o peor aún, como los perredistas, a Miguel Ángel Yunes.

Reconozco, por el contrario, las críticas que puedan ver de la disidencia magisterial: ellos sí, siempre han combatido frontalmente a Elba, a sus sucesores, y lo que esta criminal cacique significa. Acepto ante ellos mi vergüenza.

Hay alianzas necesarias y aliados que no me gustan: en cinco años en Morena he logrado no aparecer en ninguna foto cerca de Manuel Bartlett, aunque reconozco en ése operador del otro gran fraude, un defensor inclaudicable de la soberanía energética desde hace al menos diez años.

¿La alianza con los operadores de Elba Esther nos ayudará a cerrarle el paso a lo peor de la política mexicana en el Estado de México, a sacar al PRI de su madriguera y abril las puertas de la posibilidad de transformación nacional un año antes de lo previsto? si es así, venga, estoy dispuesto a comerme ese sapo…
sin renunciar a la crítica.

Reitero mi posición sobre las alianzas, y su necesidad:
http://www.jornada.unam.mx/2017/03/21/opinion/016a2pol

(Escrito a vuelapluma, a título personal, como reflexión primera e inmediata. Y le recuerdo a mis lectores que no soy vocero de nadie, salvo de mí mismo, y que no tengo ningún cargo en Morena, salvo el de militante).

Anuncios

4 comentarios en “Elba Esther a vuelapluma

  1. Buen comentario, por más que sea a vuela-pluma. La manera en que hoy muchos se aprovechan de los acercamientos de líderes SNTEístas y Delfina para atacar a MORENA es uno de los mejores ejemplos de la hipocresía comentocrática. Para casi los mismos comentaristas, en 2006 AMLO había errado por “radical” al no aceptar la oferta de siquiera platicar con Gordillo. Hoy se le critica por lo contrario. En medio, de 2006 a la fecha de hoy, PAN y PRI han jugado al intercambio más nefasto de favores primero con Gordillo y luego con su sucesor. Con ella trataron, en estilo de privilegio, hasta que dejó de convenirles y la desecharon. No se pueden derramar lágrimas por ella. Por otra parte, deberíamos preguntar: Si Gordillo sigue siendo tan poderosa, ¿no ha resultado una charada la acusación de la Administración Peña contra ella? En este escenario, ¿quién es cómplice de quién y en qué? Más grave parecería la cercanía perversa de Peña y su actual Secretario… Pero el problema real es que la defenestración de Gordillo parece ser real. Bien dice Salmerón que cualquier poder que Jonguitud ó ella tuvieron era lo que el régimen deseaba delegarles. A principio de los 1990’s, el caso del sindicato petrolero es claro: la cárcel de La Quina significó el cambio DEFINITIVO de dirigencia en el gremio. La cuestión relevante ahora es ¿Pasó ó no lo mismo en el SNTE de mediados de los 2010’s? Si no, el “castigo” a Gordillo es una charada –y la cacica sigue siendo servidora del régimen. Si sí, la alianza en Edomex no es entre Gordillo y MORENA, sino entre un sector (¿desplazado, débil?) del SNTE. ¿Está pactando MORENA-Edomex con líderes sin fuerza? Ciertamente la correlación entre el sindicato petrolero y la Presidencia aún imperial de CSG no es lo mismo que la hoy existente entre el SNTE (que es diverso en cada entidad federativa) y una Presidencia que hace rato ya no es imperial.

    Me gusta

  2. Patético …

    Esto demuestra que el único partido en este país es el “PRIANRDERENA”.
    Y lo peor de todo es que crean que los del SNTE y menos los de la CNTE van a ir en bloque por “la transformación del país” sin esperar nada a cambio. Ya me lo imagino lo primero que va a ser la CNTE cuando entre el señor mesías va a ser enseñarle el músculo para les firme sus minutas de 1000 millones de pesos y les de sus plazas automáticas.
    Y los del otro sindicato a seguir la fiesta y que no les cierren la llave de los recursos, y si el señor los contradice pues otra vez a irse del lado del grupo atracomulco.
    Pues eso …
    Viva mi general Villa !!!!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s