Nueva política tuitera

Treinta años hace que milito en la izquierda. No comentaré nada hoy (quizá nunca) de quienes creen (¿lo creerán de veras?) que tras ayudar a construir un partido-movimiento de izquierda que buscaba explícitamente el poder político, somos incoherentes por integrarnos al nuevo gobierno. Tampoco, de quienes creen (¿lo creerán de veras?) que militamos treinta años para obtener un cargo público (en el que, por cierto, no ganaré más de lo que gano ahora: como si el dinero, más allá de lo justo, nos importara). Menos caso haré de aquellos que extienden su amlofobia y su odio a quienes apoyamos la campaña y hoy la presidencia de Andrés Manuel.

Y ese es el punto de partida de mi regreso a tuitter: no responderé agresiones, provocaciones, calumnias, insultos ni acusaciones de ninguna especie. Que digan misa. Cierto que en el pasado contribuí a que esa red y mi cuenta personal fueran parte de la ruindad tuitera. Sirva esto como disculpa a quienes ofendí desde @historiapedro, una cuenta beligerante, demasiado beligerante, que quizá servía cuando era opositor, pero que así no servirá para construir el debate sobre nuestra historia que quiero construir desde el encargo que me han confiado Andrés Manuel y Alejandra Frausto. Vale decir, de una vez, que aquellos que piensen que desde ahí impulsaré mi particular visión de la historia (mutante, por cierto: cada vez que leo un buen libro mi visión de la historia se transforma) se llevarán un chasco: la pluralidad será eje de mi tarea.

Y esa es la segunda parte de mi nueva política tuitera: el debate plural. Eso quiere decir que ignorando cualquier calumnia o agresión, en redes daré puntual respuesta a toda crítica documentada; responderé a toda pregunta o duda planteada con propiedad y/o corrección. Desde mi encargo responderé también a toda solicitud de información o transparencia planteada o presentada por las vías correspondientes.

Venga: gocemos el tuitter. También ahí he hecho grandes amistades y he aprendido enormidades… entre otras cosas, espero ahora sí haber por fin aprendido a no responder a quienes no vale la pena responder.

Anuncios

12 comentarios en “Nueva política tuitera

  1. Pedro: Muchas felicidades por el programa de radio. Van a subir los programas a algún sitio, hay un podcast o alguna forma de oirlos fuera del horario de transmisión? Gracias y felicidades de nuevo.

    Me gusta

  2. Levante el bloqueo a todos. Como funcionario público no puede bloquear usuarios. Usted solo da RT a quien lo adula. A quienes piensan diferente, los insulta.
    ¿De qué le sirve ser doctor por la UNAM si es un grosero con quienes opinan diferente?, ¿así se educa en la UNAM?, ¿esos son los valores que vienen de la llamada maxima casa de estudios? Hay quienes apoyamos a AMLO, pero no estamos de acuerdo en su forma de gobernar, ¿es malo ser criticos?, ¿es malo no estar de acuerdo con la visión que tenemos de la historia? Sea coherente. Quite el bloqueo a todos en Twitter y abrase al debate. Si no está de acuerdo, no bloquee.

    Me gusta

  3. Wow es padrisimo saber que alguien Tan valioso en su ramo, sea capaz de controlarse para no responder a gente que no vale la pena, que son sólo provocadores , para reírse de lo que logran, ahora si manos a la obra mi querido Pedro Salmerón, enhorabuena por este cambio profesional, “zapatero a tu zapatos” que el pueblo te necesitamos para que nos des todos tus conocimientos. Namaste

    Le gusta a 1 persona

  4. Excelentes noticias Dr. pero creo que aún estando en un cargo público, tiene derecho de réplica. El mismo Andrés Manuel lo dijo: “…no vamos a quedarnos callados. Vamos a responder a todo lo que nos digan.” Y ese es un derecho inalienable y será su responsabilidad como ejercerlo. Es difícil para la derecha aceptar la realidad que hoy impera. Después de casi 80 años de egemonia, verse diluidos en un par de meses. Los ciudadanos de este país esperan ver con éxito esta transformación de fondo y no de forma. Juárez pudo restaurar una República fracturada, quebrada y arruinada derivado del conservadurismo rapaz que lo gobernaba. Así ahora, tienen en sus manos la misma oportunidad de lograr el mismo acometido. Los traidores son los mismos y harto bien conocidos pero ustedes y la chinaca “son los mejores hijos de México”.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s