Los maderistas leales en la Decena trágica

Casi todos los historiadores que se ocupan de la “Decena Trágica” dan por cierto que el general Victoriano Huerta envió a la muerte a las escasas fuerzas leales a Madero que quedaron bajo su mando, compuestas por irregulares maderistas. Entre otras cosas, eso indicaría que Huerta estaba dispuesto a traicionar al gobierno desde el mismo 9 de febrero, cuando recibió el mando de las operaciones contra los rebeldes; así como lo que se ha afirmado repetidamente: que Madero fue un ingenuo, un torpe que no quiso ver lo evidente, que no quiso hacer caso a las advertencias de sus amigos leales.

Sin embargo, es curioso no encontrar en los testimonios respuestas claras a preguntas elementales: ¿quiénes eran esos maderistas?, ¿cuántos eran?, ¿cómo, dónde y cuándo los envió Huerta al matadero? Debo confesar que tampoco en los archivos he encontrado respuestas precisas a ninguno de estos cuestionamientos, por lo que no queda sino ofrecerlas como una aproximación al tema, del que resultará, necesariamente, que quizá las conclusiones comunes no resultan tan obvias.

¿De qué testimonios disponemos? O más precisamente, ¿qué testimonios encontré?

Entre los oficiales irregulares que estuvieron cerca de Madero en los días de febrero, el de mayor rango es el general Cándido Aguilar, jefe del 38º Cuerpo Rural de la Federación. El 10 de febrero, Madero lo llamó -sin sus tropas- y lo incorporó a su cuerpo de ayudantes. Habría tomaado parte en las operaciones más peligrosas, pero de manera individual.

Un primo lejano de Madero, el joven Francisco L. Urquizo, integrado al Cuerpo de Guardias Presidenciales, ofrece el testimonio directo de un ataque contra la Ciudadela realizado el 11 de febrero: el 7º Batallón federal, llegado de Cuernavaca con Felipe Ángeles, atacó por avenida Morelos, cayendo su jefe, el coronel Juan castillo, y numerosos soldados. Inmediatamente, un cuerpo de rurales apostado en la alameda recibió órdenes directas de lanzar una carga de caballería por la calle de Balderas, siendo masacrado.

Para Urquizo, al enviar al 7º Batallón al matadero, Huerta empezaba a actuar como parte de la conspiración. Pero el 7º Batallón era de soldados federales, no de maderistas leales, ¿que buscaría? Adolfo Gilly infiere que Huerta quería separar a Felipe Ángeles de sus soldados. Por otro lado, los rurales enviados a caballo contra la fortaleza, con su “típico traje de charro” eran, como parece indicarlo el uniforme, rurales provenientes de aquella policía porfirista más que de algún cuerpo maderista. Pero Urquizo no ofrece más datos.

Otros testimonios indirectos ubican en aquellos combates al 2º Regimiento de Carabineros de Coahuila, que mandaba el teniente coronel Gregorio Osuna con oficiales como Alfredo Elizondo y Francisco Murguía. Al cruzar los datos de los expedientes de esos jefes en el Archivo de la defensa, resulta sumamente improbable la presencia de ese Cuerpo en la Ciudad de México salvo, quizá, una pequeña fracción a las órdenes de Elizondo.

Otro comentario sobre los rurales enviados contra la Ciudadela lo ofrece un jefe que no estuvo ahí, a través de uno de los testimonios ya citados, el de Urquizo, quien cuenta que pocos días después del Cuartelazo se encontró al coronel Jesús Agustín Castro, jefe del 21 Cuerpo Rural de la Federación, de guarnición en Tlalnepantla, a quien Urquizo habría preguntado:

-¿Y a usted, mi coronel, no le tocó cargar con su Cuerpo contra los de la Ciudadela?
-Afortunadamente no. Mi Cuerpo está casi intacto. Sólo unas cuantas bajas tuvimos. Si me hubiera tocado cargar como a los otros compañeros, no lo estaría contando.

También estuvieron en la ciudad en esos días, los coroneles duranguenses Calixto Contreras y Domingo Arrieta, a quienes el gobernador de su estado había remitido presos a la ciudad de México temeroso de que se aliaran con los orozquistas. El coronel Pedro Antonio Santos y otros diputados y políticos; el capitán Francisco J. Múgica, informante del gobernador de Coahuila, Venustiano Carranza, y otros maderistas, ninguno de los cuales participó en la lucha contra los rebeldes de la Ciudadela.

Otros partidarios de Madero actuaron con las armas en la mano contra los rebeldes en aquellos días. El día 9, por órdenes del gobernador del Distrito Federal, Federico González Garza, se movilizó en defensa del presidente la Gendarmería del Distrito Federal, a cuyo frente estaba el coronel Vito Alessio Robles, oficial federal que recibió ese encargo por razones de paisanaje y amistad con el gobernador del Distrito.

El 18 de febrero defendieron al presidente, matando a los primeros oficiales que intentaron aprehenderlo, dos de sus ayudantes, también oficiales de carrera: el mayor Federico Montes y el capitán Gustavo Garmendia. Estos jefes, lo mismo que Alessio Robles, se sumarían a la revolución tan pronto pudieron, pero no pueden contarse entre los maderistas de origen revolucionario aunque sí, igual que el general Felipe Ángeles, entre los maderistas leales, entre los poquísimos militares que pusieron el honor militar por encima del espíritu de cuerpo.

Eso es todo. Los restantes cuerpos irregulares, cuya lista he ido compilando durante varios años, permanecieron aquellos días en sus posiciones y la mayoría de ellos se levantaron en armas contra Victoriano Huerta en febrero y marzo de 1913. ¿Quiénes, pues, estuvieron en ese “matadero”?, ¿esos son los datos que Madero debía tener en cuenta para destituir a Huerta, para adivinar que lo iba a traicionar?

(El artículo completo, con las referencias, lo publiqué en
Rebeca Monroy y Samuel Villela, coordinadores, “La imagen cruenta. Centenario de la decena Trágica”, INAH, 2017)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s