Andrés

Recuerdo que nos metimos en un auto compacto para llegar a La Huasteca. Tres adultos y cuatro críos: los adultos eran mi madre, Leonor y Andrés. Yo tendría ocho años, Andrea siete, Luis Arturo y Cecilia eran de brazos. Recuerdo que el viaje fue una pesadilla y que vomité y vomité. Pero llegamos al rancho, el origen, el ombligo de la familia: el Bejuco, cantón … Continúa leyendo Andrés